3. El fatal destino de Roma (Mis libros favoritos de 2020)

El fatal destino de Roma: Cambio climático y enfermedad en el fin de un imperio , por Kyle Harper (2017).

Mi padre no tuvo que buscar por mucho tiempo en la librería el regalo perfecto para la Navidad de 2019. Y eso es porque en el libro que me dio entonces, los “elementos que pueden parecer desconectados en principio” están ahí mismo en el título: La antigua Roma se encuentra con el cambio climático y las pandemias. ¿Tengo que decir algo más para convencerte de que necesitas obtener una copia de este libro de inmediato?

Leí "El fatal destino de Roma" en enero de 2020, precisamente cuando el coronavirus comenzaba a ser noticia en todo el mundo. Pero al igual que cualquier otra persona, todavía ignoraba el hecho de que estaba viviendo en tiempos que serán descritos por los historiadores del futuro, tal como lo hace Harper para los tiempos del Imperio Romano.

Probablemente tengas la misma suposición fundamental sobre la Historia que la que yo tenía antes de leer "El fatal destino de Roma", es decir, que está dictada principalmente por las acciones de los humanos. Claro, el Vesubio hizo esto, y una mala cosecha de patatas en Irlanda hizo lo otro. Sin embargo, el papel de la naturaleza en los libros de historia siempre parece ser el del escenario en la que algunos humanos juegan. Lo que Harper hace es poner las cosas patas arriba, convirtiendo a la naturaleza en la figura principal y a los pequeños humanos solo en sus marionetas.

Tres períodos climáticos (el Óptimo Climático Romano, el Período de Transición Romana y la Pequeña Edad del Hielo de la Antigüedad Tardía) y tres pandemias (la Plaga Antonina 165-180 d.C., la Plaga de Cipriano 249-262 d.C. y la Plaga de Justiniano 541 d.C. -549 d.C.) son los principales protagonistas de este libro, mientras que los emperadores, filósofos y escritores solo sus efímeros juguetes.

Solía ​​pensar que las creaciones de los humanos eran las fuentes históricas más esenciales, quizás las únicas. Manuscritos, tumbas y ruinas eran lo único que importaba para recrear eventos del pasado. Pero Harper me mostró que las sustancias químicas en la atmósfera, los sedimentos geológicos en la Tierra y los archivos de ADN en los huesos merecen la misma importancia.

Como escribió un destacado reseñador de este libro, "Harper es un Gibbons para el siglo XXI".

Anterior: Ver como un estado   SiguienteEl cambio

Volver a la lista Mis 10 libros favoritos de 2020.

Deja un comentario

es_ES