La Comisión de Estudios Sobre la Violencia – Una Teoría Popular (Pero Equivocada)

En la campaña para la elecciones presidenciales de 2018, Gustavo Petro fue puntual en su diagnóstico sobre la violencia en Colombia. Decía por ejemplo: “Pienso que la violencia es el producto de la desigualdad social y que por tanto la equidad social es la base de la paz”. También afirmaba: “La violencia ha sido generada desde el Poder y con un objetivo: concentrar las riquezas en unas pocas familias herederas del feudalismo y la esclavitud”.

Ya montado sobre la tarima, echando el discurso a sus seguidores, podía redondear un poco más su pensamiento: “Nos han querido convencer que eso que llamamos la violencia y que llaman inseguridad, es el producto de la gente mala… Entonces sus propuestas consisten en quitar eso malo… La seguridad la garantizan llevando presos a los jóvenes…[pero] los enemigos de la sociedad no son los jóvenes, sino los corruptos que generan desigualdad social y por tanto múltiples formas de violencia”.

Continue reading “La Comisión de Estudios Sobre la Violencia – Una Teoría Popular (Pero Equivocada)”

Compadre mata al Compadre

Corre la tesis de que la pila de asesinados que se alza en Colombia cada año se debe a nuestro carácter violento, a nuestro espíritu inflamable que hacemos estallar tal vez demasiadas veces a punta de aguardiente, chicha y guarapo. Aquel, encontró a su mujer siéndole infiel, y la mató a ella y a su amante. A ese otro lo cerró un taxista, lo que le hizo hervir tanto la sangre que en cuanto pudo alcanzarlo y enfrentarlo, no dudo en aplastar la cabeza del infractor con una cruceta que tenía a la mano. Esos dos eran amigos, pero borrachos se pusieron a pelear por si el América era mejor que el Nacional, y en un momento de locura el uno le asestó una puñalada mortal al corazón del otro.

Continue reading “Compadre mata al Compadre”

Two terrorists talk in a bar

Two terrorists talk about their plans in a bar while having a couple of beers. The waiter, listening to them, approaches and asks: “Excuse me, gentlemen, but what are you talking about? “The terrorists look at each other, and after a brief pause, the first one answers: “Well, you see, we are planning an attack in which ten thousand people and a horse will die“. “A horse?“- says the waiter – “Why do you want to kill the horse? “. “I told you! “- shouts the second terrorist, scolding his partner -“Nobody will care about ten thousand dead! ”

Continue reading “Two terrorists talk in a bar”

Si Colombia Fuera un País Normal

Si Colombia fuera un país normal, tendría 2,500 homicidios al año, no los más de 12,000 que tiene ahora.

Me tomó un par de intentos escribir esa frase, porque me parece terriblemente cruda. Suena a que hay algo natural en matar; a que hay un número de asesinatos que es aceptable; a que deberíamos apuntarle a tener un número razonable de homicidios. Suena parecida a la detestable frase aquella del ex-presidente Julio Cesar Turbay: “Tenemos que reducir la corrupción a sus justas proporciones”.

No. Así cómo no hay justas proporciones de corrupción, no hay ningún número de vidas cercenadas por la violencia con el que podamos sentirnos satisfechos y que sea diferente a cero.

Continue reading “Si Colombia Fuera un País Normal”

Dos terroristas hablan en un bar

Dos terroristas hablan animadamente sobre sus planes en un bar, mientras toman algunas cervezas. El mesero, al escucharlos, se acerca y les pregunta: “Disculpe caballeros, pero, ¿de qué están hablando ustedes?” Los terroristas se miran el uno al otro, y después de una breve pausa, el primero le contesta: “Pues verá usted, estamos planeando un atentado en el que morirán diez mil personas y un caballo.” “¿Un caballo?” – responde el mesero. “¿Y por qué quieren matar al caballo?”. “¡Te lo dije!” – exclama el segundo terrorista, reclamándole a su compañero – “¡A nadie le va importar los diez mil muertos!

Continue reading “Dos terroristas hablan en un bar”

The “Peace” Deal that Does Not Bring Peace

In Colombia, the word “peace” has been corrupted up to the point of becoming just some cotton candy, sugary, colourful and frivolous. Its meaning has evaporated, rendering the term into a mass of threads, to which we have all become addicted, but that we consume without thinking for a moment if what we have in our hands is the real thing or just an artificial product.

Continue reading “The “Peace” Deal that Does Not Bring Peace”

Predicting The Tragedy: Some Forecasts Of Violence In Colombia

Rodrigo Uprimny, scrutinising the methodology used by the Colombian government to conclude that the number of homicides of social leaders has decreased over the last year, wrote the following: “A single violent death of a social leader is unacceptable, and that is what makes so unfortunate to discuss the accuracy of their homicide rates, since the numerical debate can conceal the human tragedy behind each homicide.” Three years ago, I had the same feeling when I was estimating the potential impact that a deal with the FARC guerrilla could have in Colombia’s violence, specifically in the number of homicides. At the time, I thought that such “numerical debate” was a gross simplification of the horror that afflicts the lives of thousands of people. When I shared the progress of my results on Facebook, I did it with shame, almost excusing myself for having the boldness to project the violence of the country in cold numerical calculations.

Continue reading “Predicting The Tragedy: Some Forecasts Of Violence In Colombia”