Millones de humanos necesitan billones de árboles

Este año me he puesto a la tarea de leer varios libros sobre el cambio climático. No es de extrañar que disfrute de los más técnicos, particularmente los que fueron escritos hace un par de décadas, en vez de esos nuevos y melifluos que abundan hoy en día en las librerías. El conocimiento mínimo que se necesita para entender el cambio climático, aunque sea superficialmente, es bastante extenso, y sé que necesito todos esos números, figuras y tablas para comprender el problema.

Sin embargo, algo que he notado es que ninguno de estos libros comienza con una discusión del gráfico que creo que resume más información relevante para la crisis actual. La figura es la siguiente:

Slide1
Población mundial a través de la historia. La línea roja punteada corresponde a la proyección de variación media de las Naciones Unidas (revisión de 2019). Fuente: Our World in Data.

Continue reading “Millones de humanos necesitan billones de árboles”

Billions of Humans need Trillions of Trees

This year I have been reading a few good books on climate change. I enjoy the more technical ones, particularly those written a few years ago, rather than the new, wishy-washy ones that are cropping up bookstores these days. The minimum knowledge needed to grasp the surface of climate change is quite extensive, and I know I need all those numbers, figure and tables to make sense of the problem.

Something I have noticed though is that none of these books starts with a discussion of the graph that I think encapsulates more information relevant for the current crisis. The figure is the following: Continue reading “Billions of Humans need Trillions of Trees”

No estoy orgulloso de volar (pero tampoco me da vergüenza) – Parte 2

Me despierto.

Tengo un ligero dolor de cabeza, probablemente causado por la deshidratación y los cambios en la presión de la cabina. Reviso mi reloj. 3:16 am. Debo haber dormido durante tres horas, y ahora sé que no volveré a dormir. Dentro del avión todo está oscuro, y solo se puede ver el brillo de unas pocas pantallas dispersas, y las sombras de mis compañeros de vuelo, escondidos detrás de montones de mantas, almohadas, máscaras para los ojos y tapones para los oídos. Todo está en silencio, excepto por el rugido entumecedor de los motores gigantes en el exterior, en su proceso de devorar docenas de toneladas de combustible. Miro a mi lado y veo que los dos venezolanos duermen como troncos. ¡Como envidio a las personas que tienen el poder de dormir en un avión! Enciendo mi laptop y sigo escribiendo.

Continue reading “No estoy orgulloso de volar (pero tampoco me da vergüenza) – Parte 2”

I am not proud of flying (but I am not ashamed of it either) – Part 2

I wake up.

I have a slight headache, probably caused by dehydration and the changes in cabin pressure. I check my watch. 3:16 am. I must have slept for three hours, and now I know I won’t fall asleep again. Inside the plane everything is dark, and you can only see the glow of a few screens scattered around, and the shadows of my airborne companions, hidden behind piles of blankets, pillows, eye masks and earplugs. Everything is quiet, except for the numbing roar of the giant engines outside, in their process of devouring dozens of tons of fuel. I look to my side and see that the Venezuelans are sleeping like logs. Gosh, I do envy people with the power of sleeping on a plane. I turn on my laptop and continue writing.

Continue reading “I am not proud of flying (but I am not ashamed of it either) – Part 2”

No estoy orgulloso de volar (pero tampoco me da vergüenza)

Es una noche lluviosa en Londres, y bebo un vaso de whisky en un bar de la Terminal 2 del aeropuerto de Heathrow. Quería evitar la hora pico, así que salí de mi departamento antes de lo necesario, pero como llegué tan temprano, ahora debo inventarme qué hacer por un par de horas en este lugar. Traje el excelente libro de David MacKay “Sustainable Energy Without the Hot Air”, y estoy enganchado en el capítulo técnico III.C (Aviones II). Este es uno de esos libros que más disfrutas con lápiz y papel. En los 45 minutos que llevo aquí, ya he llenado cuatro páginas con garabatos de ecuaciones y diagramas, siguiendo paso a paso su derivación de la potencia total requerida para mantener un avión en el aire y su fórmula de eficiencia de transporte.

Continue reading “No estoy orgulloso de volar (pero tampoco me da vergüenza)”

I am not proud of flying (but I am not ashamed of it either) – Part 1

It’s a rainy night in London, and I am drinking a glass of whiskey in a bar at Terminal 2 of Heathrow Airport. I wanted to avoid the rush hour, so I left my flat earlier than needed, but now I find myself with a lot of time to kill in this place. I brought David MacKay’s excellent book “Sustainable Energy Without the Hot Air”, and I am hooked on the technical chapter III.C (Planes II). This is one of those books that you enjoy more with pen and paper. In the 45 minutes that I have been here, I have scribbled four pages of equations and diagrams, following his derivation of the total power required to keep a plane in the air, and his formula of transport efficiency.

Continue reading “I am not proud of flying (but I am not ashamed of it either) – Part 1”

El Origen de la Violencia: ¿Pobreza, Desigualdad, o Debilidad de la Justicia?

Recorriendo la bibliografía sobre la violencia en Colombia fue que encontré el reporte de la Comisión de Estudios sobre la Violencia (CEV) de 1987, del cual escribí hace un par de días. El planteamiento de la CEV es general y vago, favoreciendo un marco de múltiples intepretaciones en el que, básicamente, cualquier cosa que uno diga sobre el fenómeno termina siendo cierta.

Si un par de académicos no buscan respaldo empírico a sus tesis, y uno afirma que la causa de la violencia es la corrupción y el otro asegura que es un asunto de educación, ambos tendrán de alguna manera razón bajo la óptica de la CEV, porque siempre será posible conectar con una serie de pasos argumentativos la corrupción y la educación con fenómenos que sean interpretados como violentos. Esto, de cierta manera, es poco útil y algo trivial. Lo que resulta fundamental es establecer entre esas dos variables cuál de ellas tiene más poder para explicar, por ejemplo, el número de homicidios. Solo cuando se logra desempatar el orden de importancia entre la una y la otra es que tiene sentido estructurar una narrativa con la que se interpreten los resultados.

Continue reading “El Origen de la Violencia: ¿Pobreza, Desigualdad, o Debilidad de la Justicia?”